¿Tienes un negocio propio en Córdoba? Haz click aquí si quieres aparecer en esta guía.

Usa este buscador para encontrar el servicio o la empresa que necesites

Épocas de la historia de Córdoba

955 veces visto

epocas-historia-de-cordoba

PREHISTORIA

Existen restos Neandertales en Córdoba, datados aproximadamente del año 32000 a.C.pero no es hasta la época prerromana, sobre el quinto milenio a.C. cuando se produce el primer asentamiento de población alrededor del Río, el cual proporcionaba el agua y alimento para la vida en el lugar, que actualmente es la zona ocupada por la Ciudad Sanitaria y la Escuela de Agrónomos y Montes

EPOCA PRE-ROMANA

En el período tartesio antiguo (S. VIII a.C.) se puede hablar de la ocupación del territorio (en torno a unas 50 Has) por un núcleo protourbano, que explotaba los recursos de la zona. Gracias a la metalurgia este asentamiento se hizo urbano, y la población se expandió económicamente gracias básicamente a la metalurgia del cobre y la plata, extraídos de minas ubicadas en Sierra Morena, junto con tierras de la Campiña y el Río Betis. La actividad agrícola fue cogiendo fuerza hasta convertirse en el primer pilar económico a finales del período, el éxito de la agricultura también fue debido al declive que sufrió la minería, tras haber sufrido una crisis del sector

Existen dos hipótesis sobre el origen del nombre de la ciudad de Córdoba, ninguna de ellas es generalmente aceptada. La primera asegura que se trata de un origen Cartaginés, Karduba, procedente de la contracción de Kart-Juba “La ciudad de Juba”. Se cree que el general Amílcar Barca, que llegó al asentamiento ascendiendo por el río Betis junto con el resto de cartagineses, puso este nombre en honor a Juba, un general númida muerto en una batalla en esta región en torno al año 230 a.C. La segunda hipótesis afirma que se trata de un origen Tartesso

EPOCA ROMANA

La época romana de Córdoba abarca varios momentos o épocas a su vez, las cuales pasamos a describir a continuación.

Fundación de Corduba

Recibió el nombre de Corduba al ser conquistada tras la batalla de Ilipa por los romanos en el 206 a. C. Es el pretor Marco Claudio Marcelo quien en 169 a.C. funda una colonia latina junto al asentamiento Ibérico pre-romano existente, colonia formada por patricios procedentes de Roma. El mismo Marco Claudio Marcelo, se retira a esta ciudad tras tomar Netobriga (Lusitania) en 152 a.C.

Época republicana

Viriato sitia la ciudad entre los años 143 y 141 a.C. Poco a poco, los habitantes del asentamiento pre-romano lo van abandonando para mudarse a la ciudad romana, donde cada vez hay más monumentos No es hasta el 113 a.C. que se menciona la existencia de un foro romano. Las casas de adobe se van sustituyendo por otras de caliza y areniscas. Incluso existen datos sobre monedas que se utilizaban en la ciudad en el año 80 a.C.

Corduba en el año 49 a.C. era caput provinciae, y el mismo Julio César reunió a los representantes de las ciudades de la Hispania Ulterior. La ciudad era considerada conventus, por lo que había cerrado sus puertas al legado pompeyano Varrón, quien se rindió a César en este lugar. En este momento, Julio Caesar pronuncia un discurso de agradecimiento a sus partidarios y planta un platanus en lo que actualmente es el Alcázar de los Reyes Cristianos, como menciona Marcial.

Casio Longino, pretor de César en la Hispania Ulterior, sufrió un atentado al dirigirse a la Basílica de Corduba en el 48 a. C. Aunque la conjura fue aplastada, tras la marcha del gobernador se produjeron levantamientos de tropas destacando la actitud ambigua del cuestor M. Marcelo. Longino, en represalia, destruyó las nobilissimae carisssimaeque posesiones (agros y aedificia) de los cordubenses situadas al sur del río.

Los hijos de Pompeyo conceden en el año 46 a.C. el estatuto colonial a Corduba, que a partir de entonces se denominará Corduba Colina Patricia.

Existía pues un conflicto entre seguidores de César y Pompeyanos, que se agravó cuando en 45 a.C. Julio César asedia la ciudad, combatiendo contra Cneo Pompeyo el Joven (hijo de Cneo Pompeyo Magno), queriendo conseguir el poder sobre el puente a la ciudad, pero Cneo Pompeyo se hizo fuerte y permaneció en la ciudad, mientras que César tuvo que retirarse a Ategua, pero sólo de forma temporal, ya que tras la batalla de Munda, vuelve con más fuerza a asediar Corduba, sitiándola esta vez, y a modo de venganza, acabando con casi la mitad de la población. Murieron más de 22000 personas. Poco a poco la ciudad salió adelante, repoblándose con los que quedaron y personas procedentes de Roma.

Durante el Segundo Triunvirato, en el año 43 a.C. Corduba recupera la importancia en la Hispania Ulterior, volviéndose de nuevo centro político y convirtiéndose en su capital

Época Imperial

cordoba-historia-epoca-imperial

Cayo Octavio Augusto realiza una reorganización de las provincias hispanas en el año 27 a.C. quedando la Hispania Ulterior Baetica a cargo del Senado, siendo su capital conocida de nuevo como Colonia Patricia. La ciudad sufre modificaciones durante la época de Augusto, por ejemplo, su expansión hacia el río, reorganización del viario y también de los espacios públicos como el “foro colonial”, se construye un teatro (con la intervención del propio emperador, sus representantes y los principales benefactores de la ciudad (Persini Marii, Annaei), muy relacionados con las explotaciones mineras), así como la creación de un acueducto, denominado Aqua Augusta y posiblemente un anfiteatro. Así mismo, coincidiendo con el viaje del emperador, se acuñan monedas con la leyenda Colina Patricia. Durante la época de Tiberio Claudio Nerón César (Tiberio) se construye el forum novum y el puente sobre el arroyo de Pedroches.

La construcción del templo de Marte, centro de culto imperial, se produjo siendo emperador Tiberio Claudio César Augusto Germánico (Claudio), sus ruinas pueden verse actualmente al final de la calle Claudio Marcelo de Córdoba, esta construcción y la de la plaza situada frente al mismo se concluyeron en la época de Nerón, a la vez que un circo de las inmediaciones. Ya con Domiciano se construye el segundo acueducto (el Agua Nova Domitiana Augusta) y se decora el primero con estatuas de bronce.Así mismo, se construyen varias fuentes públicas en la ciudad, siendo Lucio Cornelio edil y duoviro de este período.

A finales del siglo II se producen algunos cambios más, como la creación de un tercer acueducto, denominado Aqua Fontis Aureae, un foro provincial en los altos de Santa Ana y un segundo circo al oeste de la ciudad, después de desmontar el antiguo circo oriental.

El palacio imperial Palatium Maximiliani (junto a la actual estación ferroviaria de Córdoba), sede del emperador Maximiano Hercúleo, fue construido entre los años 294 y 296. En la época de máximo esplendor romano, Corduba llegó a poseer más edificios lúdicos que la propia Roma, llegando a superar los 250.000 habitantes.

A partir del siglo III toma relevancia el cristianismo, en Primer Concilio de Nicea fue presidido por el obispo Osio, quien era consejero del emperador Constantino I el Grande. En el siglo IV importaban cuerpos de cristianos de Roma, para oficiar el entierro de los mismos en sarcófagos de la ciudad, lo que lleva a pensar que existía una sólida aristocracia cristianizada en Córdoba, que provocó el rechazo del arrianismo de los visigodos en siglos posteriores.

EPOCA VISIGODA

epoca-visigoda-convento-de-santa-clara

Cae el Imperio Romano, Corduba sufre la invasión de los bárbaros y es saqueada por vándalos que la ocupan temporalmente en el año 411.

Corduba y otras ciudades Béticas como Hispalis, son prácticamente ciudades independientes en la época visigoda. Aún así, y aunque el imperio romano de occidente había desaparecido, la ciudad seguía regida por instituciones romanas.

Debido a la profanación de la tumba de San Acisclo por el rey Agila I, se produjo una rebelión en la ciudad. Atanagildo, en este levantamiento, pidió ayuda al emperador Justiniano I de Bizancio, con el objetivo de derrotar al rey Agila I. Justiniano I envió un contingente para tal propósito en el año 550 acaba ocupando Corduba, derrotando a Agila y muriendo su hijo en la batalla. Los bizantinos también ocupan la Bética, con el apoyo de sus ciudadanos, que ansían volver al imperio romano, convirtiéndose en la provincia Spania del imperio bizantino. Atanagildo intentó conquistar la ciudad en el 568, sin éxito.

El Rey Leovigildo tomó Corduba en el año 572, aprovechando la guerra que Justino II libraba contra los persas, gracias a esto su prestigio aumentó, incluso utilizó cetro, corona y manto, y acuñó moneda en su nombre. Tras un breve período de tiempo, la ciudad volvió a formar parte del imperio bizantino.

El hijo de Leovigildo, Hemenegildo, duque de la Bética, se rebeló contra su padre convirtiéndose al catolicismo, siendo apoyado por Corduba y otras ciudades béticas y del Valle del Guadiana, en el año 579. Hemenegildo se refugió de nuevo en Corduba, cuando en el año 584 fue derrotado en Hispalis, la ciudad vuelve a ser tomada por visigodos y su padre le captura y lo exilia a Valentia Edetanorum.

La iglesia situada en el emplazamiento del actual convento de Santa Clara (de fuerte influencia bizantina, con la planta en cruz inscrita, siguiendo los modelos de Ravena y Constantinopla), fue construida a mediados del siglo VI. También de esta fecha son otras construcciones como la iglesia de los tres santos (San Fausto, San Genaro y San Marcial) situada bajo la actual iglesia de San Pedro, la iglesia martirial de San Acisclo (construida en el complejo palatino de Maximiano Hercúleo) y la Basílica de San Vicente Mártir.

Corduba poseía una gran afinidad al imperio romano, por este motivo y otros como su inclinación religiosa (una fuerte implantación del catolicismo frente al arrianismo), la ciudad no terminaba de aceptar el poder visigodo, y la población provocaba numerosas revueltas. Por todo ello su influencia en el reino visigótico fue muy leve, frente a ciudades como Hispalis, que fueron más importantes.

EPOCA MUSULMANA

interior-mezquita-epoca-musulmana

Convertida en capital de provincia en el 716, dependiente del Califato de Damasco, será posteriormente Emirato independiente de Córdoba, en el 756, cuando Abderramán I se proclama emir de la misma. Posteriormente, en 929, pasa a manos de la dinastía Omeya, siendo de nuevo Califato de Córdoba, expandiéndose demográficamente y llegando a su máximo hasta la fecha, siendo una de las ciudades más pobladas de la tierra en en el 935, momento en el que su rival el Califato de Bagdad se encontraba en decadencia. En el año 1000 llega a tener 450.000 habitantes, siendo centro principal de finanzas, comercio y cultura. Terminada la Mezquita de Córdoba, se edificaron a las afueras ciudades lujosas como Madinat-al-Zahra (ciudad de La Flor, hoy día llamada Medina Azahara)o Madinat al-Zahira (ciudad Brillante, conocida popularmente como “La ciudad de Almanzor”. Durante el califato de Alhakén II se llegó a un gran esplendor cultural gracias a la mayor biblioteca del mundo, contando con más de 400.000 volúmenes impresos. La decadencia de esta gran ciudad comenzaría con los almohades, perdiendo su condición de capital de Al-Andalus, dejándole el título a su vecina ishbiliyya (Sevilla)