¿Tienes un negocio propio en Córdoba? Haz click aquí si quieres aparecer en esta guía.

Usa este buscador para encontrar el servicio o la empresa que necesites

Jardines de la Agricultura

498 veces visto

image

Los Jardines de la Agricultura son unos jardines públicos localizados en Córdoba, llamado así porque la tierra que comprende era una gran extensión de hazas y huertas con abundante agua.

Fueron inaugurados el 1 de marzo de 1811 por el alcalde Domingo Badía Leblich y reformados en 1864 por el arquitecto Rafael de Luque Lubián para incluir un espacio radial que confluyen en plazas, ornamentando éstas con bancos de forja, azulejería, palomares, etc.Estos jardines son también popularmente conocidos como “Los Patos” debido al nombre del estanque que se encuentra en el centro del jardín.

Este es de los estanques, el más famoso, es el que llaman de los Patos, por los palmípedos que, ajenos a la curiosidad infantil que despiertan, nadan impasibles en un circular anillo que abraza una isla en la que crece las palmeras.

El conjunto de estos jardines, junto con los de la Avenida con de Vallellano, compone el principal eje verde de la Ciudad. Es la primera y más encantadora impresión que nuestros visitantes recogen de la zona centro de Córdoba, cuando muchos ellos llegan desde la estación de trenes o autobuses.

En su interior podemos observar diferentes esculturas, como la realizada por el escultor Enrique Moreno, dedicada al compositor Martínez Rücker, por el pueblo cordobés, también podemos encontrarnos el busto de Mateo Inurria, obra de Adolfo Aznar Fusac, o la escultura dedicada a Aniceto García Roldán, jardinero municipal asesinado en 1986. En el centro del estanque de Los Patos se sitúa el grupo escultórico en bronce titulado “Agricultor, la Agricultura y el Progreso”. Asimismo, en el acceso sur tropezamos con el conjunto escultórico en memoria al pintor cordobés Julio Romero de Torres.

Su estilo es más bien barroco, muy geométrico, con arriates definidos por dos ejes principales longitudinales, que son dos diagonales del trapecio que describe su perímetro, cortados con otros dos paralelos entre sí.

Con una gran diversidad de especies vegetales se convierte en un gran pulmón para la ciudad. Se encuentran en los mismos plátanos, ailantos, olmos, acacias, robinias, moreras, naranjos, álamos blancos, fotinias, prunos, pino, aligustres y otras menos frecuentes, como jacaranda, árboles de Júpiter, palmitos e incluso un ya viejo ejemplar de ginkgo.