¿Tienes un negocio propio en Córdoba? Haz click aquí si quieres aparecer en esta guía.

Usa este buscador para encontrar el servicio o la empresa que necesites

Museo hidráulico Molino de Martos

711 veces visto

MARTOSUna de las rutas turísticas que se pueden llevar a cabo por la ciudad de Córdoba es aquella que recorre los diversos museos que integran la capital. Es otro modo de conocer la historia, la cultura y la forma de ser de los cordobeses.

El Museo Hidráulico se integra en el Molino de Martos, la definición de la historia a través de la cultura, la gestión del agua y la tradición en el uso de las plantas: fuente de alimento (harinas de cereal), tintóreas (paños y tejidos), encurtidoras (pieles) o fibras vegetales.

Siendo la estructura original del siglo XII, las reformas llevadas a cabo en el Molino de Martos durante el XIV y el XVI han transformado necesariamente su fisonomía anterior. El molino en el pasado contaba con tres batanes, una sala de molienda y un embarcadero. Mantuvo significativa importancia en la ciudad en el proceso de molida del cereal.

El Molino de Martos se encuentra junto a la puerta que tiene su mismo nombre, en la Ronda de los Mártires. Conocido por nuestros cordobeses como la “Parada de San Julián”, que toma su nombre de la “Presa de San Julián.

Es una de las singularidades del llamado Plan de Río dado que ha sido centro de una profunda restauración de la mano del prestigioso arquitecto Juan Navarro Baldeweg, especialista, entre otras, de este tipo de construcciones con destino a la creación de un Museo Hidráulico.

Su visita nos permite conocer la historia de estas instalaciones y los diferentes usos que ha tenido el molino.

Historia

Entre el año 1237 y el 1550, el molino fue una típica aceña medieval constituida por dos casas diferentes. Sin embargo, entre los años 1550 y 1555, las aceñas fueron convertidas en un nuevo edificio que es el que se puede admirar actualmente, cambiando el sistema hidráulico que mantenía, por el conocido como sistema de regolfo. De esta manera se establecieron ocho piedras destinadas a producir una acción mecánica, aumentándose posteriormente a diez. En 1559 el molino se convirtió en batán (máquinas de madera movidas por energía hidráulica y que situadas en las orillas del río tenían como misión, producir golpeteo de telas por medio de unos mazos o porros).

Horario

Lunes cerrado

Martes a Sábado: de 9,00 a 14,00 h.

Domingo y festivos: 10:00 – 14:00 h

Teléfono

957 752 008.