¿Tienes un negocio propio en Córdoba? Haz click aquí si quieres aparecer en esta guía.

Usa este buscador para encontrar el servicio o la empresa que necesites

Plaza de las Tendillas

621 veces visto

Plaza de las Tendillas

Uno de los lugares más emblemáticos de Córdoba, punto de reunión para todos los cordobeses y extranjeros.

Nuestra entrañable plaza de las Tendillas, conector de las principales avenidas comerciales como son las calles de Cruz Conde y Gondomar, merece una especial mención.

Historia

La plaza de las Tendillas es el corazón de nuestra capital, nos tenemos que remontar al 1908 para conocer los inicios de la actual plaza, y es que fue por aquel año cuando se ensancho del este al oeste.

Ya en 1924 Don José Cruz Conde, alcalde en ese momento, procedió a derribar el antiguo Hotel Suizo, dejando a su descubierto una gran explanada donde poco a poco grandes edificios de carácter modernistas fueron dando forma.

Cuatros años más tarde en 1927 se traslada el Monumento al Gran Capitán, obra de Mateo Inurria, de la Avenida del Gran Capital a su actual enclave.

Su última reforma tuvo lugar hace apenas 14 años, siendo inaugurada el 13 de mayo del 1999, dando el aspecto que hoy todos percibimos, en esta remodelación, se eliminó totalmente el tráfico rodado, se reorganizaron todos los puestos de periódicos, palomitas y de venta de cupones y lotería, adoptando todos un diseño similar.

Se crearon una serie de parterres, sobreelevados con respecto al nivel de suelo, con naranjos, se incluyeron las dieciséis fuentes que encontramos a nivel de suelo, fuentes que dan frescor en los días mas calurosos y son lugar de juego para los mas pequeños y se modifico el pequeño lugar ajardinado que estaba construido alrededor de la figura del Gran Capitán, dando paso a una nueva y gran fuente, de aspecto elegante y sobrio.

Reloj de la Plaza de las Tendillas

Y es que algo que hace que esta plaza cobre vida por si sola, y marque el tiempo de todos los cordobeses es su reloj.

Reloj inaugurado el 29 de enero de 1961, a las doce en punto, cuenta con la peculiaridad de que, en lugar de dar campanadas, toca los cuartos y las horas con el sonido de una guitarra tocada por el guitarrista Juan Serrano a ritmo de soleares. Serrano donó esta obra a la ciudad de Córdoba.

El reloj, desde entonces, se convirtió en otro elemento de atracción; Este fue ideado por la casa Philips Ibérica y es que al final de las horas flamencas, la voz amiga de Matías Prats lanzaba al aire desde la torreta el eslogan Mejores no hay, asociado a la Philips, y que quedó fijado en un anuncio luminoso en el edificio vecino. Matías Prats, la voz de nuestra memoria, relató desde Radio Nacional de España el acontecimiento de la inauguración del original reloj, de pulso electrónico y precisión suiza.

Emisoras de radio del país y extranjeras retransmitieron en directo el acto y el NO-DO, que vino especialmente a Córdoba para filmar el acto, se llevó un documental del impresionante aspecto que ofrecía la plaza y sus calles tributarias al mediodía, hora exacta en la que un reloj flamenco empezó a regir el nuevo tiempo de la ciudad.

Curiosidad

Por último hacer mención a una pequeña anécdota que muchos de nuestros cordobeses sabrán y que queremos compartir, y es que la escultura del Gran Capitán esculpida por Mateo Inurria en bronce tiene su cabeza en mármol blanco y la leyenda urbana dice que dicha cabeza es de la figura del torero Lagartijo, escultura que también realizo Mateo Inurria, sin embargo es un hecho sin fundamentos pues precisamente este busto se encuentra en el Museo de Bellas Artes.