¿Tienes un negocio propio en Córdoba? Haz click aquí si quieres aparecer en esta guía.

Usa este buscador para encontrar el servicio o la empresa que necesites

Velá de la Fuensanta

1233 veces visto

imageFiesta popularmente conocida por los cordobeses como La Velá. La Feria de la Fuensanta trascurre en torno al primer fin semana de septiembre sobre el día 8, siendo este día festivo en honor a la copatrona de la ciudad, la Virgen de la Fuensanta.

Este día, junto con el 24 de octubre día de San Rafael conforman las dos fiestas locales que se celebran en el municipio de Córdoba.

Los orígenes de esta feria data anterior al 1789, dado que fue este mismo año mediante un real decreto el cual suspendió la celebración de toda feria en el municipio cordobés, incluyendo en tal efecto la Feria de la Fuensanta que en siglos pasado también fue conocida como la Feria de Otoño.

El lugar tradicional de celebración ha sido siempre los alrededores de la Iglesia de la Fuensanta, aunque se hizo una pequeña excepción entre los años 1804 y 1835 celebrándose en la plaza de la magdalena, ya que por aquellos años en Córdoba hubo una terrible epidemia.

Hay un elemento característico en esta festividad, y es que existen multitud de puestecitos, donde niños y adultos suelen comprar unas campanitas de cerámica, las originales son de simple cerámica blanca, pero con los años los alfareros han ido creando originales campanas de colores, con dibujos preciosos y con sonidos diferentes.

Además, para los más pequeños están instaladas las atracciones más populares como son los caballitos, coches de tope o el tren de la bruja. Para los mayores se ubican unas casetas donde se pueden degustar los platos más típicos de la provincia, tapas, vino e incluso churros con chocolate, mientras podemos escuchar actuaciones en directo de bandas u orquestas. Además durante el día se celebran competiciones deportivas.

Para terminar mencionar dos costumbre arraigadas en esta feria y que forman parte de la tradición, una de ellas es la de visitar el Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta para hacer honor a la Virgen y otra costumbre que se da en la Velá es la visita del Caimán de la Fuensanta que se encuentra expuesto en una pared lateral del santuario junto a una costilla de ballena.